19 may. 2009

Hegel: concepto de modernidad

I.S.F.D 129

Carrera: Profesorado de filosofía

Año: 3ro

Ciclo: 2009

Profesora: Lic. Liliana Ponce

Alumnos: Alvaro Vazquez
Cristian Guarinos

Trabajo practico: Nº1

Texto: Hegel; concepto de modernidad.

Autor: Jürgen Habermas


Hegel trata los sistemas de Kant y Fichte para quebrar la filosofía de la subjetividad, se apoya para esto en su diagnóstico de la época de la ilustración. Dicho diagnóstico le autoriza a introducir el supuesto de lo absoluto. Es decir, a considerar la razón como poder unificador, a diferencia de lo que acontece en la filosofía de la reflexión.
Hegel esta convencido de que la época de la ilustración no ha erigido en la razón sino un ídolo, ha sustituido equívocamente la razón por el entendimiento o la reflexión, y con ello ha elevado a absoluto algo finito.
La época moderna parece caracterizarse por un positivismo. Positivistas llama Hegel a las religiones que solo se fundan en la autoridad, y que no ponen el valor del hombre en la moral de este. Positiva es la separación entre religión privada y vida pública.
El partido filosófico insiste en el principio de que la religión no contiene en sí absolutamente nada positivo, sino que extrae su autoridad de la razón universal del hombre. Pero, contra los ilustrados, Hegel sostiene que la religión racional pura representa una abstracción pues es incapaz de interesar el corazón del hombre e influir sobre sus sentimientos y necesidades.
La ilustración es solo el reverso de la ortodoxia, esta última se atiene a la positividad de la doctrina, la ilustración por su parte se atiene a los mandatos de la razón. Ambas afianzan el estado de desgarramiento.
Esta misma suerte de discordia la critica Hegel en la situación política y en las instituciones estatales de su época. La verdadera vida actual no ha sabido estructurarse en leyes, las formas jurídicas y políticas congeladas en positividad se han convertido en un poder extraño.
Estos son los motivos contemporáneos que mueven a Hegel a concebir a priori a la razón como un poder que no solamente diferencia y fragmenta el sistema de la vida, sino que también es capaz de unificarlo de nuevo.
Hegel no puede restablecer la totalidad rota a partir de la autoconciencia o relación reflexiva del sujeto cognoscente consigo mismo, sino la meta consiste en pensar lo positivo de suerte que pueda quedar superado a partir del propio principio del que surge, es decir, del principio de la subjetividad.
Hegel tiene que intentar desarrollar a partir del planteamiento de la filosofía de la reflexión un concepto de razón en que articular sus propias experiencias personales de crisis y practicar una critica a esa modernidad en discordia consigo misma.
El mundo moderno adolece de falsas identidades por que así en la vida diaria como en filosofía pone algo condicionado como absoluto. Además de las identidades forzadas de subjetivo y objetivo en el conocimiento, las identidades de finito-infinito, lo particular y lo universal, la libertad y la necesidad de religión, todas estas son falsas identidades. Lo uno queda sometido a lo otro.
En lugar de la opocision abstracta de lo finito y lo infinito, Hegel pone la autorrelación absoluta de un sujeto que a partir de su sustancia se eleva a la autoconciencia, que lleva en sí tanto la unidad como la diferencia de lo finito y lo infinito. El absoluto no es concebido ni como sustancia ni como sujeto, sino solo como el proceso mediador de la autorrelación que se produce a si misma, exenta de toda condición.
El arte es la forma sensible en que lo absoluto se aprende intuitivamente, mientras que en la religión y la filosofía se representa a si mismo, o se da cobro a si mismo mediante el concepto.
En la esfera de la eticidad prima la subjetividad de orden superior (el estado), sobre la libertad subjetiva de los individuos. La voluntad particular que Hegel llama voluntad subjetiva, queda integralmente vinculada al orden de las instituciones y solo queda justificada en la medida en que esas instituciones lo están.
Con el concepto de un absoluto que vence y somete todas las absolutizaciones, y que solo deja como incondicionado el proceso infinito de la relación del sujeto consigo mismo, Hegel puede entender la modernidad a partir del propio principio de ésta. Al hacerlo acredita a la filosofía como poder unificador que supera todas las posibilidades generadas por la reflexión misma, y con ello pone remedio a los fenómenos modernos de desintegración.
Hegel no es el primer filósofo que pertenece a la época moderna, pero es el primero para el que la modernidad se torna problema.

14 comentarios:

Marina dijo...

Para corregir, un error quizas de edición, en donde dice que el arte aprehende lo Absoluto, intuitivamente; también dice que la religión y la filosofía lo hacen mediante formas superiores de representación, pero (y he aquí el error) no de la misma manra. En la religión lo Absoluto SE REPRESENTA A SÍ MISMO y en la filosofía, lo Absoluto se da cobro a sí mismo mediante el CONCEPTO.

cristian dijo...

Cita textual:Hegel,concepto de modernidad (Pàg 50).

"El arte es la forma sensible en que lo Absoluto se aprehende intuitivamente,mientras que la religiòn y la filosofia representan formas superiores en que lo Absoluto,respectivamente,se representa a si mismo o se da cobro a si mismo mediante el concepto"..

¿por que debemos pensar la "o" que figura en el ultimo pasaje de citada pàgina como una disyuncion excluyente, y no inclusiva?(siendo esta ultima posibilidad nuestra interpretacion).

Esperemos aclarar en clase dicho paràgrafo y su correcta interpretacion.Saludos Cristian,Alvaro.

Liliana dijo...

Hola,Marina, Alvaro y Cristian
En principio, les recomiendo que no esperen resolver la diferencia entre arte, religión y filosofía en la obra madura de Hegel a partir de la correcta o incorrecta interpretación de los dichos de Habermas. Fundamentalmente, porque por el momento no hemos abordado el análisis exhaustivo de la obra de Hegel y, en cierto modo, no contamos con elementos que nos permitan producir argumentos para abordar esta problemática. Creo que una línea de trabajo a tener en cuenta, sería justamente la relación entre filosofía y religión, y su enlazamiento a la esfera del "concepto", para lo cual es indispensable un pasaje por el significado del concepto (BEGRIFF) y su relación con lo que Hegel denomina la "representación". Antes de decidir, yo haría un pasaje por el estudio de la Lógica...

ALVARO dijo...

ESTOY DE ACUERDO LILIANA RESPECTO DE QUE AUN NO CONTAMOS CON ELEMENTOS SUFICIENTES PARA DIRIMIR DICHA POLEMOS.
ABRAZO

vicky dijo...

Hola a todos!
En primer lugar me gustaria expresar mi contento con el blog, considero que es un espacio muy util para enriquecer nuestro saber y es una manera de socializar nuestros conocimientos.
Hegel, aqui trata de pensar de otro modo, pensar más allá de la diferencia ontológica planteada en términos de ser/pensar, objetivo/subjetivo. Por ello introduce el concepto de absoluto, donde dicho concepto es creado para la superación del problema, es decir, emerge como respuesta al problema. Lo absoluto para hegel es lo que es por sí mismo, es lo incondicionado, en palabras de Habermas..."hegel puede entender la modernidad a partir del propio principio de absoluto. Al hacerlo acredita a la filosofía como poder unificador que supera todas las posibilidades generadas por la reflexión misma y con ello pone remedio a lo fenómenos modernos de desintegración"...
Es decir, que hegel considera a la razón como poder unificador, la cuál es capaz de superar los dualismos filosóficos.
A partir de esta lectura, los textos de hegel me invocaron a pensar...¿ Es posible hablar de lo absoluto como lo incondicionado, cuando el pensamiento esta condicionado por sí mismo?...

Saludos a todos, nos seguimos leyendo!

ALVARO dijo...

hola viky me parece muy buena tu intervencion, aunque considero que lo importante del texto esta en la caracterizacion de la Modernidad.
Me parece importante aclarar, si no interpreto mal el texto que Hegel trata de pensar lo positivo de suerte que pueda quedar superado a partir de del propio principio del que surge es decir de la subjetividad.
Saludos y nos leemos.
Alvaro.

andrea dijo...

Creo que Hegel busca demostrar que la razón puede verse como un instrumento de fragmentación o de unificación , pero lo más importante en el pensamineto de éste filósofo es la importancia que le da al principio de la subjetividad que no debe derivar sólo en la simple autoconciencia de la reflexión cognoscitiva del sujeto para terminar arribando de lo absoluto algo finito, sino que al pensra en la ilustración y an lo positivo, la filosofía debería articular un concepto de razón que adopte una mirada crítica y reflexiva sobre la modernidad, entendiendo que lo absoluto es en sí, hay un sujeto que reflexiona sobre un objeto.

Liliana dijo...

Hola gente
muy acertado el comentario de Andrea, aunque si persiste la dualidad sujeto/objeto, como bien señala Victoria, se perdería la posibilidad de pensar lo absoluto.
¿cómo les parece que podría superarse -en el sentido hegeliano de negar y conservar al mismo tiempo- lo subjetivo y lo objetivo?
Pregunta para organizar nuestras lecturas de la filosofía moderna en general y de Spinoza, Kant y Hegel en particular...

sophia dijo...

Hola chicos como están?
Trataré de responder a la pregunta planteada por Liliana, les cuento que he leído bastante sobre Hegel, LA FENOMENOLOGIA DEL ESPIRITU, sigo con Julián Marías y me “ayudó” Zubiri-Naturaleza Historia Dios. Un abrazo.

El término "dialéctica" es utilizado por Hegel para comprender y expresar la situación real del mundo. En la dialéctica de Hegel queda patente, pues, una voluntad de actuación sobre una realidad escindida, contradictoria y alienaba que lucha por superar esa situación.
La dialéctica expresa, pues, tanto la contradicción del mundo existente cuanto la necesidad de superar los límites presentes en un afán de superación movido por la necesitad de una realización total y de un modo efectivo de la libertad y de la infinitud.
Para Hegel la dialéctica no se limita a ser un método del conocimiento, sino que es algo más. La dialéctica constituye la naturaleza y estructura de lo real, y por ello es por lo que constituye el modo de proceder del conocimiento.
La estructura y esencia de la dialéctica es un todo complejo constituido por tres momentos o aspectos implicados entre sí ; y es ésta la auténtica interpretación, y no que sean tesis, antítesis y síntesis --términos, por otro lado, que Hegel nunca utilizó-- tres pasos sucesivos:
_Lo que se ha llamado afirmación (el aspecto o momento abstracto o intelec¬tual). Suele interpretarse la tesis como una afirmación cualquiera, una realidad, un concepto. Pero esta afirmación lleva en su entraña un contrario, ya que la realidad no es estática, sino dinámica.
_Lo que se ha llamado negación (el aspecto o momento dialéctico o negativo –racional). Suele interpretarse como la negación de la afirmación anterior, ya que es esa contra¬dicción el motor de la dialéctica. Este momento negativo es lo que hace dinamizar la realidad.
_Lo que se ha llamado negación de la negación (el aspecto o momento especulativo o positivo – racional). Suele interpretarse como la superación del conflicto, la negación de la negación anterior. Los dos momentos anteriores son a la vez eliminados y conservados, es decir niega la independencia de los dos primeros a la vez que la conserva integrándolos en una instancia superadora

Director dijo...

Saludos a todos, justo tengo q hacer unt rabajo de la modernidad y he leido que dicen que Hegel fue el primero que problematizo el concepto de la modernidad... mi pregunta es ... en qué texto de Hegel puedo encontrar eso? Mi correo es drnjmlr@hotmail.com Gracias de anticipado por la ayuda q me puedan brindar.

ALVARO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALVARO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALVARO dijo...

Sr. Director: el texto en el cual se trabaja el concepto de modernidad en Hegel, es el capitulo 2 de “El discurso filosófico de la modernidad” de J. Habermas, en el blog conversaciones filosóficas en la parte de historia de la filosofía Moderna, hemos subido un resumen del mismo.
Puede también consultar “Introducción a la historia de la filosofía”, capitulo c –división general de la historia de la filosofía, Pág. 157-189.
En breve le enviare por e-mail el capitulo 2 de Habermas en formato digital, si lo que usted necesita es conceptualizar la Modernidad, también puede consultar algún manual de historia de la filosofía, tal vez Carpio o Julián Marías.
Saludo a usted muy cordialmente.

Gaby dijo...

He utilizado este artículo que lo tengo en digital en un trabajo de investgación. El problema es que no tengo la ficha bibliográfica completa para poder citarlo. ¿me la pueden enviar? Se que es de J. Habermas. El discurso filosófico de la modernidad. Pero sería util si alguien me pasa el año, editorial y ciudad de su edición. Gracias